Diario de Información y Análisis de Intereconomía

VOX, acosado y en la encrucijada

Blog II: ¿Representantes democráticos o delincuentes? www.piomoa.es

-----------------

Aparte de una crisis económica sin mejora real previsible, la situación política en España puede describirse en cuatro  rasgos,: descrédito creciente de los partidos que desde la transición se han repartido el poder; radicalización en la izquierda y desencanto pasivo en la derecha; desvirtuación creciente del sistema democrático y putrefacción del sistema; presiones hacia la balcanización de España, por una parte, y hacia su práctica disolución en la UE, por otra.

 

   En estas circunstancias, cada vez peores, urge desde hace mucho una alternativa. La más razonable parece VOX, que obtuvo la mejor votación, dentro de su escasez. Es obvio que el PP la vio como un peligro serio, por lo que volcó su poder para silenciarla en los medios, mientras daba toda la fuerza posible a Podemos. Lo sigue haciendo con típico maquiavelismo de aldea, tratando de asustar a los votantes de derecha para que, como supuesto mal menor, sigan votando al PP. También ha sufrido VOX la hostilidad de la extrema derecha, empeñada en quitarle posibles votantes que ella jamás tendría.

 

   No le falta al nuevo partido un enemigo interno. En la campaña electoral dije en tuíter que González Quirós era una piedra atada al cuello de VOX, y examiné sus posturas sobre la nación española y el aborto (http://www.gaceta.es/pio-moa/aborto-eternidad-espana-vox-04052014-1303), esperando que la cosa no fuera grave. Pero sí lo es. Las palabras de Quirós las podía decir cualquier líder del PP o del PSOE, y seguramente restaron muchos votos a VOX. Y hoy, cuando más urgente resulta poner en pie una alternativa clara ante el proceso de disolución de España y la democracia, me dicen que está en marcha dentro de ese partido una una campaña para desacreditar a Santi Abascal y reemplazarlo por algún pepero de ocasión. So pretexto de “democracia”, como se suelen realizar estas operaciones. 

 

   VOX es ahora mismo el mayor peligro para el PP en la derecha, y Rajoy hará todo lo posible por hundirlo, destrozándolo por dentro; valiéndose incluso del CNI, como ha sido costumbre. Muchos ingenuos llaman a Rajoy “blando”, “inoperante” o “acomplejado”. En realidad es un hombre sin ideas (aquella de “la economía lo es todo” ya le define), por lo que ha adoptado las de Zapatero, pero no por ello deja de ser un político duro, sin el menor complejo y muy operativo, aunque sus operaciones guste hacerlas a la chita callando. Véase cómo ha domesticado a gran parte de la prensa, como El Mundo o el mismo El país; véase como está asaltando el poder judicial como no había osado hacer el propio PSOE; véase cómo prosigue silenciosamente su política de liberación de etarras (¡y sin exigirles siguiera una declaración explícita de gratitud a él mismo y a ZP!)... En fin, se trata de un maniobrero muy peligroso, a quien no conviene menospreciar.

 

   VOX se encuentra ahora en una encrucijada: o se define como alternativa clara frente al proceso de podredumbre política que asola al país, o elige convertirse en un PP bis. En el primer caso tiene por delante un camino arduo, pero prometedor. En el segundo naufragará irremisible y ridículamente.

 

   

Publicidad

Últimos trabajos:

Entrada de blog
25 Marzo 2017
Entrada de blog
23 Marzo 2017
Entrada de blog
21 Marzo 2017
Entrada de blog
16 Marzo 2017
Entrada de blog
8 Marzo 2017
Entrada de blog
7 Marzo 2017
Publicidad