Diario de Información y Análisis de Intereconomía
TRIBUNA

La sociedad del espectáculo. Siglo XXI

La imagen está en el centro, a través de las redes sociales o de comunicación trasforma y homogeneíza nuestra visión del mundo de una manera virtual.

El escritor revolucionario Guy Ernest Debord, creador de la obra “La sociedad del espectáculo”, publicada en 1967, decía que “toda la vida de las sociedades donde rigen las condiciones modernas de producción se manifiesta como una inmensa acumulación de espectáculos. Todo lo que antes se vivía directamente, ahora se aleja en una representación”

El “espectáculo” nos rodea, hoy más que nunca, y determina nuestras vidas cotidianas de manera evidente. La imagen está en el centro, a través de las redes sociales o de comunicación trasforma y homogeneíza nuestra visión del mundo de una manera virtual. Lo que hay detrás, lo real, lo palpable, puede o no ser verdadero.

El conflicto en oriente lo estamos viviendo en directo como una película en fases, los videos del Estado Islámico, la foto de niño sirios falseadas en ocasiones, las riadas de personas que vienen a Europa, los atentados de falsa bandera, las fotos en redes sociales de barbaridades de unos y otros.

En occidente es evidente que, como decía Debord, “el espectáculo es la principal producción de la sociedad actual”. Dicha noción incide en tal medida en las relaciones sociales, que tiene como consecuencia la hipertrofia de las mismas, pero una hipertrofia marcada por la irrealidad. Las sociedades post-industriales venden sueños, representaciones de la vida, imágenes del mundo, deseos que han alcanzado tal grado de autonomía que se han constituido como verdaderos “entes”, conformando así un mundo irreal devenido en real.

La vida en comunidad ha dado paso a un individualismo conectado a la sociedad del espectáculo, donde las instituciones naturales del hombre, donde desarrollaba su libertad, son sustituidas por lo virtual.

El drama humano que estamos viendo por imágenes está orientando y trasformando socialmente a occidente, parece un guion. De la verdad, de las autenticas razones del conflicto en Siria se habla poco, de acabar con la guerra en Siria se habla poco, del verdadero trasfondo de las primaveras árabes se habla poco. Todo son imágenes que parece siguen un protocolo marcado, ¿buscamos la verdad o estamos siendo dirigidos como sociedad por el espectáculo interesado?

¿Un mundo invertido?

Para Debord el verdadero mundo invertido, la sociedad del espectáculo es aquello que no se encamina hacia la verdad sino hacia la falsedad. La sociedad hipócrita.

Algunos somos cada vez más conscientes de que el espectáculo nos intenta arrebatar la verdad y la libertad, lo hechos son tozudos y muchas veces el teatro antecede a un final ya prefijado si analizas bien los pasos.

En nuestro propio país tengo la intuición que todo lo relacionado con Cataluña es un espectáculo con papeles repartidos que finalmente concluirá en una reforma constitucional que ceda ante las demandas soberanistas, pero todo dentro de un orden prefijado donde, en detrimento del pueblo español y la nación española, los de siempre sigan con su negocio o poltrona. El espectáculo muchas veces precede a un consenso anterior.

No obstante no todas las variables pueden ser controladas por los promotores del espectáculo, sobre todo cuando hablamos de personas con identidad, porque ante los intentos totalitarios de manipulación del hombre existe una verdad y esa verdad es la que nos hará libres nuevamente. Para Debord "en el mundo realmente invertido lo verdadero es un momento de lo falso" y ese momento verdadero puede ser clave en la propia evolución de la humanidad.

Publicidad

Colabora con Intereconomia

Opinión Columnas
21 Junio 2017
El culmen del despropósito lo protagonizó el nefasto presidente del PSOE Zapatero, que expresó que el concepto de nación española es un concepto discutible y discutido.
Opinión Columnas
13 Junio 2017
Son tantos los que en nuestra historia, por amor a España precisamente, han criticado nuestro estado de cosas porque no les gusta, que no cabrían en las páginas de esta columna.
Opinión Columnas
7 Junio 2017
He quedado realmente asombrado del desprecio generalizado, en los medios de comunicación, hacia los procesos de primarias en los partidos políticos.
Opinión Columnas
30 Mayo 2017
No creo que al militante de base del PSOE le haya convencido que determinados personajes, que jamás han votado ni votarán al PSOE, hayan hecho esas alegorías por Susana Díaz como la gran esperanza del sistema.
Opinión Columnas
23 Mayo 2017
Pedro Sánchez ganó las primarias del PSOE, lo cierto es que a mí personalmente no me importaba mucho.
Opinión Columnas
19 Abril 2017
La imagen está en el centro, a través de las redes sociales o de comunicación trasforma y homogeneíza nuestra visión del mundo de una manera virtual.
Opinión Columnas
12 Abril 2017
El político reformista, se quejaba del egoísmo de una clase política deplorable, de su pasotismo y su falta de vigor reformista ante los males que aquejaban a la patria.
Opinión Columnas
20 Marzo 2017
Nuestro Congreso de los Diputados, sede de la soberanía nacional, ya es enteramente progresista.
Opinión Columnas
13 Marzo 2017
El miedo es una técnica autoritaria de las elites u oligarquías de un sistema, para que nada cambie. Juan Luis Cebrián decía en una entrevista en El Pais: “El miedo funcionó en la Transición como motor de consenso”.
Opinión Columnas
6 Marzo 2017
El General Coriolano fue un patricio romano que triunfó militarmente contra la tribu enemiga de los volscos. Al volver laureado a Roma pretendió imponerse políticamente como Cónsul de la República despreciando a la plebe.