Y en medio de tanta infamia, esas mujeres de blanco hacen frente al fétido Sistema político incrustado en el corazón del Caribe.