El ‘turbosusanismo’ toma velocidad de crucero…