Castrado y quemado vivo por no apostatar