Putin es de otro mundo. Yo, también. ¿Y usted?