Sale del armario el primer equipo de rugby gay