¿Existiría una causa fuera del cerebro que explicara el Alzheimer?