El mantra de lo federal