Ayer murió Ramón Malla, obispo emérito de Lérida