Los obispos de Colombia haciendo el indio