Carrillo, símbolo de una democracia cada vez más fraudulenta,