Europa es el problema… y España también.