La II Guerra Mundial fue el gran conflicto entre tres ideologías: marxismo, liberalismo y fascismos