Otro asalto a una iglesia