Niños en el debate, el último anzuelo de la ‘recampaña’ electoral