4º de San Isidro: Antesala de la alternativa de Román y solvencia de Garrido