6ª de San Isidro: El palco roba una oreja de ley a Joselito Adame