'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

«El tiempo entre suturas»

Recientemente, un adhesivo diseñado por el equipo médico de los doctores Pedro del Nido y Jeffrey Karp, publicado en la revista Sciencie Traslational Medicine, satisface estas necesidades habiendo resultado los ensayos en cerdos muy alentadores.

Ahora que ya ha terminado la exitosa serie televisa basada en un bestseller de la escritora María Dueñas: “El tiempo entre costuras”, tal vez le pueda estar llegando también el fin al “tiempo entre suturas” que no es sino una forma especial de costura pero con tejidos biológicos.

Las suturas quirúrgicas no tienen otra finalidad que la de unir tejidos previamente abiertos utilizando para ello diversos materiales de cierre. En ocasiones, el procedimiento es largo y la labor delicada. Los cirujanos llevan tiempo buscando otros materiales que hagan la técnica más rápida, resolutiva y fiable.

Por lo que se refiere a una de las suturas quirúrgicas más delicadas: las de la arterias coronarias y otros tejidos cardíacos en los que hay que emplear materiales de finísimo calibre, los médicos han ensayado diversos “pegamentos” cuyos resultados fueron, hasta ahora, decepcionantes. Unos por tóxicos, otros por inseguros y otros, en fin, por ineficaces. Para el corazón las suturas deben ser especialmente seguras y resistentes puesto que deben soportar presiones elevadas y continuos movimientos bruscos. Un fracaso en la sutura significaría una catástrofe.

Recientemente, un adhesivo diseñado por el equipo médico de los doctores Pedro del Nido y Jeffrey Karp, publicado en la revista Sciencie Traslational Medicine, satisface estas necesidades habiendo resultado los ensayos en cerdos muy alentadores. Aunque una compañía biotecnológica ya ha sido ya licenciada para comercializar el producto habrá que esperar algún tiempo antes de que sea aprobada su utilización a gran escala en seres humanos.

El producto es un adhesivo hidrofóbico compuesto por una mezcla de glicerol y ácido sebáceo que funciona en medios líquidos, entre ellos la sangre. Hasta ahora, los pegamentos previamente utilizados se hacían inservibles cuando se les obligaba a actuar en medios húmedos.

Un paso más de la ciencia que puede suponer una reducción importante en los tiempos de cirugía y anestesia y una mayor eficacia y seguridad en la unión de diversos tejidos biológicos.

Posiblemente, el final del «tiempo entre suturas» esté a punto de cumplirse.

TEMAS |

Noticias de España

.
Fondo newsletter