Recuerdan su «servicio de calidad»

Escuelas Católicas y los sindicatos del sector reclaman una aportación «suficiente y justa»