Sánchez descarta abrir el debate de la sucesión en el PSOE: «No ha llegado el momento»

Critica que hay una «máquina del fango» que anega la conversación pública y, por eso, sostiene que su carta fue una «rebelión»