'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Pedro Sánchez, el luso

Todos recordamos la cara de descubrimiento de Pedro Sánchez en Portugal; no solo no se perdió como en EEUU, sino que incluso volvió cual Saulo de Tarso recién descubierta su salvación: el modelo portugués, el pacto entre perdedores, estaba triunfando en el país vecino.

Ahí, el partido homónimo al PP consiguió la investidura, a pesar de ser una mayoría insuficiente; Al cabo de pocos días, Costa -el Sánchez luso–, conseguía aglutinar una moción de censura y hacerse con el poder de la mano del político del resto de fuerzas.

Se repite la trayectoria. Si Rajoy conseguía por los pelos investirse aun quedaría la opción de echarle entre todos luego, y si no lo conseguía, el joven Sánchez tenía vía libre para el pacto a la portuguesa. España en visión de la izquierda prefiere mirar a Portugal que a Alemania. ¿Será mal gusto o puro interés partidista?

La historia portuguesa no acaba aquí. En el momento de aprobar los presupuestos -allí no estaban aprobados, aquí si- el PSOE portugués busco en sus apoyos y le dejaron tirado. Tuvo que ser el PP luso,-el que ganó las elecciones pero perdió el gobierno-, el que le tuvo que auxiliar.

No entiendo nada. Visto el ejemplo portugués, ¿despreciar al PP es buena táctica? ¿Confunde Sánchez investirse con gobernar? ¿Alguien me lo explica?

TEMAS |

Noticias de España

.
Fondo newsletter