Japón declara el terremoto de Año Nuevo como un «desastre de gravedad extrema» y eleva a más de 210 los muertos

Las autoridades trabajan para trasladar a los evacuados a hoteles y otros alojamientos mejor preparados ante las temperaturas del invierno