Las élites exigen en la ONU la censura a quienes disienten de la «emergencia climática»

Hoy, convertida a la cultura ‘woke’ y globalista, la libre discusión en redes se ha vuelto la peor amenaza para el estamento internacional que aspira a gobernarnos