Pío Moa: 

Asco y fascinación de la animalidad / La (mala) influencia de R. Carr

Opinión
Pío Moa