Pío Moa: 

Carta a un separatista / Oro de Moscú y miseria de la historiografía

Opinión
Pío Moa