Pío Moa: 

La querella de Abascal y la historia que no pasa

Opinión
Pío Moa