'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Oscar 2016: Hollywood sonríe a Iñárritu, pero corona a Spotlight

Parecía la noche de Mad Max: Furia en la carretera a juzgar por la cantidad de premios que estaba cosechando en la mayoría de Oscar técnicos. Pero hasta ahí llegó la cinta de George Miller, que a pesar de haber logrado un total de seis estatuillas, ha sido incapaz de imponerse en las categorías de peso. La gloria estaba reservada para Alejandro G. Iñárritu, director de El Renacido, que esta madrugada se ha convertido en leyenda tras conseguir su segundo Oscar consecutivo en una hazaña que sólo estaba reservada para John Ford y Joseph Leo Mankiewicz.

Por su parte, el tan apreciado Leonardo DiCaprio ha cumplido con los pronósticos y ha conseguido, por fin, el Oscar por su interpretación en la cinta del galardonado director mexicano. Pero la noche reservaba una sorpresa más porque, cuando todo parecía indicar que El Renacido se alzaría también con el premio a la mejor película, ha resonado la cinta Spotlight en el Teatro Dolby entre un silencio espectral que ha dado paso al júbilo por llevarse el premio gordo. Han quedado así repartidos los Oscar más impredecibles de la última década.

El Renacido ha conseguido alzarse con tres importantes Oscars en las categorías de mejor fotografía -recompensando a Emmanuel Lubezki por tercera vez consecutiva-, mejor actor principal y mejor director. Mientras, la que se supone gran triunfadora de la noche por su premio en la categoría de mejor película, Spotlight, ha cosechado tan sólo otro galardón más a mejor guión original. No es de extrañar que la elección de los académicos de este thriller periodístico como mejor cinta del año haya cogido, a esas alturas de la noche, a más de uno desprevenido cuando todo apuntaba a que sería El Renacido quien culminaría su momento de gloria.

Mad Max: Furia en la carretera ha sido la indiscutible triunfadora de los Oscar técnicos de esta 88 edición de los Oscar tras recibir de forma consecutiva durante buena parte de la gala seis estatuillas por su vestuario, diseño de producción, maquillaje y peluquería, montaje y montaje de sonido.

En las categorías interpretativas principales no ha habido sorpresa: Leonardo DiCaprio por fin ha entrado al olimpo que tanto ha perseguido tras seis nominaciones durante estos últimos años, mientras que Brie Larson (La Habitación) ha cumplido con todas las quinielas llevándose a casa la estatuilla dorada en la que ha sido su primera nominación. Peor suerte ha tenido Sylvester Stallone, que parecía firme candidato en la categoría de actor de reparto por su nostálgica actuación en Creed: La leyenda de Rocky y que ha visto como un inesperado Mark Rylance (El puente de los espías) le arrebataba un premio en el que se ha hecho justicia. Por su parte, la joven actriz Alicia Vikander también ha subido visiblemente emocionada a recoger su merecido premio por su papel en La chica danesa.

Del revés se ha confirmado como mejor película de animación del año y la cinta húngara El Hijo de Saúl se ha coronado como mejor película extranjera. Sin sorpresa.

Momentos como el triunfo de Ennio Morricone por Los Odiosos Ocho tras toda una vida dedicada a la música en el cine o el ‘In memoriam’ de los Oscar de este año serán recordados por su alto componente emocional que ha puesto en pie a Hollywood. Porque la 88 edición de los Oscar ha sido una ceremonia impredecible y muy crítica con el supuesto racismo de Hollywood, pero también con grandes momentos de emoción que pasarán a la historia. 

TEMAS |

Noticias de España

.
Fondo newsletter