Paracuellos, Carrillo y otros engaños de la memoria histórica de la izquierda