'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Misisipi promulga la ley del aborto más restrictiva de Estados Unidos

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump

La legislación aprobada prohíbe la eufemísticamente llamada ‘interrupción voluntaria del embarazo’ a partir de las quince semanas de gestación (el límite anterior era de veinte semanas).


En un contexto en el que se promueve la ampliación del ‘derecho’ al aborto desde ingentes entidades supranacionales y poderosos medios de comunicación, resulta verdaderamente esperanzador que determinados países o territorios aprueben normas más restrictivas respecto a esta cuestión. Y esto es precisamente lo que ha hecho el Estado de Misisipi, que, tras un intenso debate parlamentario, ha promulgado la ley sobre el aborto menos laxa de EEUU.
La legislación aprobada prohíbe la eufemísticamente llamada ‘interrupción voluntaria del embarazo’ a partir de las quince semanas de gestación (el límite anterior era de veinte semanas). Con la salvedad, eso sí, de dos supuestos: que la vida de la progenitora esté amenazada o que el feto presente un problema de salud que implique su muerte recién salido del vientre materno.
En discordancia con otros textos legales con el mismo objeto, la ley promulgada en Misisipi no permite el aborto en casos de violación o incesto más allá de las quince semanas. Así, fueron los propios parlamentarios quienes se opusieron a esta posibilidad: no en vano, rechazaron por mayoría una enmienda que, presentada por los demócratas, contemplaba estas excepciones.
El encargado de explicar este rechazo fue el senador republicano Joey Fillingane, quien arguyó que esta enmienda no es necesaria porque las mujeres ultrajadas que quisiesen abortar lo harían de ‘inmediato’.

Objetivo: aborto cero

Pese a la aparente laxitud de esta ley, cabe recordar, por un lado, que es hogaño la más restrictiva de Estados Unidos y, por otro lado, que está guiada por el loable propósito de reducir a cero el número de abortos en Misisipi. No en vano, el gobernador del estado, Phil Bryant, aseveró en declaraciones a The Hill que su objetivo último es ‘terminar con el aborto’.
El propio Bryant expresó su regocijo por la aprobación de la ley a través de su cuenta personal de Twitter: ‘Estoy comprometido con el objetivo de convertir a Misisipi en el lugar más seguro para que un niño nazca, y este proyecto de ley nos ayudará a alcanzar este objetivo’.
 

El aborto en EEUU

Diecisiete estados del país norteamericano proscriben el aborto más allá de las veinte semanas (el resto presenta, por lo general, una legislación más laxa).Se trata de un límite legal que, de acuerdo con los defensores del derecho a la vida, tiene en consideración el momento en que el feto comienza ‘a sentir dolor’.
Recordemos que la Corte Suprema de EEUU abrió las puertas al crimen del aborto en 1973, cuando emitió una histórica sentencia en la que se establecía que una mujer, junto con un equipo médico, puede optar por abortar en el primer mes de gestación sin cortapisas legales. Así, declaraba inconstitucional la interferencia del Estado en la decisión de la mujer sobre la continuación del embarazo en los primeros tres meses de éste.
No estaría de más, en cualquier caso, que las normas positivas comenzasen a adecuarse a la ley natural, que es universal y consagra el inalienable valor de la vida humana.

TEMAS |

Noticias de España

.
Fondo newsletter