El archipiélago canario se convirtió el pasado mes de enero en la principal puerta de entrada de la inmigración ilegal en Europa

Más del 90% de los inmigrantes ilegales que accedieron en enero a Canarias eran varones