El Gobierno se suma a la persecución de las empresas catalanas: quiere entorpecer su fuga con la derogación del ‘Decreto Guindos’

El Decreto aprobado por el Ejecutivo de Rajoy quiso facilitar a las empresas españolas el cambio de sede social que muchas de ellas deseaban