'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

ETA: así fue la negociación con la banda terrorista

Los expresidentes Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero junto al presidente Rajoy en el funeral de Adolfo Suárez | EFE
Los expresidentes Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero junto al presidente Rajoy en el funeral de Adolfo Suárez | EFE

Zapatero hizo al PP dos ofrecimientos: participar o estar informado. El PP eligió el segundo. Un plan trazado en 2006 que coloca a ETA en las instituciones: «Hay que asumir que hemos perdido», lamenta Francisco José Alcaraz.

“Hay que asumir que hemos perdido”. Son las demoledoras palabras de Francisco José Alcaraz, víctima del terrorismo -ETA le arrebató a su hermano y a dos sobrinas, dos niñas- tras el anuncio de disolución de la banda terrorista ETA de este miércoles. En una entrevista en el programa Buenos días, España (Radio Inter), dirigido por Rafael Nieto, Alcaraz ha asegurado que «ETA no ha desaparecido».

ETA anuncia su disolución en una carta


No es una sorpresa para él; de hecho Alcaraz denuncia desde hace tiempo -antes desde la AVT y ahora desde Voces Contra el Terrorismo- la hoja de ruta, el plan con el que Gobierno y terroristas llegarían justo hasta donde están ahora.
“Los proetarras y el proyecto de ETA se ha disuelto en ayuntamientos, diputaciones, el Congreso, el Senado, empresas públicas, asociaciones, etc”, analiza en un artículo publicado este jueves.
“El proceso de ETA está culminando la primera fase de esta carrera de relevos, una carrera que se pactó para que se desarrollara durante el periodo 2000-2012. Han sido 6 años de retraso (…) gracias al periodo de la resistencia con la Rebelión Cívica. Manifestaciones y concentraciones constantes que evidenciaban el clamor mayoritario de las víctimas y el apoyo social”.

‘Hemos perdido’

Convencido de que no hay ni memoria, ni dignidad ni justicia para los asesinados por ETA, Alcaraz recuerda que el Gobierno de Mariano Rajoy “ha excarcelado y acercado a más terroristas que ningún Ejecutivo anterior. Rajoy ha permitido la presencia de ETA en las instituciones al no aplicar la Ley de Partidos, pese a las múltiples pruebas aportadas por la Guardia Civil. Con Rajoy en el Gobierno es cuando más homenajes a terroristas se están realizando con total impunidad”.
Y reclama, como lleva haciendo desde hace años, que se hagan públicas las actas de la negociación que el Gobierno de Rodríguez Zapatero llevó a cabo con la banda asesina. “Si realmente ETA dice que se ha disuelto, si realmente el Gobierno dice que la ha derrotado, si realmente ninguno de los dos mienten, ¿qué miedo tienen a hacer públicas las actas de negociación que Rajoy se comprometió a hacer públicas y tanto exigía a Zapatero? No hemos vencido a ETA, ahora convivimos, subvencionamos y pagamos a ETA y a su proyecto, que sigue más vivo que nunca y por el que mi familia fue asesinada”.

Las actas

Unas actas que dan cuenta de lo que ocurrió en la España gobernada por José Luis Rodríguez Zapatero: “Mientras el Ejecutivo socialista buscaba el fin de ETA a través del diálogo con los jefes terroristas, Zapatero encargó a una persona de su confianza que estableciese contacto directo con un alto dirigente del PP para informarle casi en tiempo real de los pasos que se daban en las conversaciones con ETA y la izquierda abertzale. El interlocutor que designó Rajoy para esa tarea tomó nota de todas las informaciones que le suministraba el Gobierno”, asegura este jueves la Cadena SER, que difunde parte del contenido de esas actas:
“Zapatero hizo al PP dos ofrecimientos: participar en las negociaciones junto al Gobierno o simplemente abrir un canal permanente de información sobre los contactos con ETA. Esta segunda opción fue la elegida por el partido presidido por Mariano Rajoy. Las conversaciones arrancaron con el presidente del Gobierno y el entonces líder de la oposición como interlocutores. A los pocos meses delegaron en sus hombres de confianza para esta tarea”.
Según la SER, que cita fuentes del entorno de Rajoy durante aquellos años, el hoy presidente del Gobierno le dijo a Rodríguez Zapatero que “hablara con quien tuviera que hablar e hiciera lo que tuviera que hacer”, pero siempre dejando claro que “Génova no se hacía responsable de nada” ni se daba por enterada de lo que le contara el Gobierno, información que el PP entendía como de mera cortesía. Durante ese tiempo, en plena negociación socialista, Mariano Rajoy criticaba la política antiterrorista del Ejecutivo Zapatero e incluso llegó a decir en sede parlamentaria: “No se puede dialogar, es el abc, bajo la amenaza y el chantaje. Si usted no cumple le pondrán bombas y si no hay bombas es porque ha cedido”.
Y esto, a pesar de que, según la SER, el Gobierno de Rodríguez Zapatero pidió a los populares que las reacciones y declaraciones fueran “moderadas y a ser posibles pactadas”. “Nos comunican que a Zapatero le molesta que Rajoy le pregunte en la sesión de control. Nos dicen que el calendario sigue siendo legalización de Batasuna y luego ETA renuncia definitivamente a matar, aunque no se disuelva”, son parte de las transcripciones que el PP hacía de la información recibida por parte del Gobierno socialista en su diálogo con ETA.
Así, la disolución anunciada por la banda terrorista sería el penúltimo paso de este plan; con ETA en las instituciones, homenajes a etarras en las calles y casi 400 crímenes sin resolver.
Leer más…

Mayor Oreja sobre ETA: 'Todo está pactado desde el primer momento'

TEMAS |
+ en

Noticias de España

.
Fondo newsletter