«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Las medidas ejemplares de Felipe VI desde su proclamación

La decisión del rey Felipe VI de renunciar a la herencia que le pudiera corresponder de su padre, don Juan Carlos, que deja de percibir la asignación fijada en los presupuestos de la Casa Real, es una iniciativa enmarcada en la conducta ejemplar que prometió en su discurso de proclamación.

El comunicado se ha hecho público tras diversas informaciones publicadas en las que se asegura que Felipe VI es beneficiario de una sociedad «offshore» creada por el rey Juan Carlos I vinculada a una donación de 65 millones de euros de Arabia Saudí.

Con su llegada al trono en junio de 2014, tras la abdicación de su padre, Felipe VI ha tomado una serie de medidas encaminadas a garantizar la ejemplaridad y transparencia de la institución monárquica, para sacarla de la crisis institucional en que la estaba sumida.

Sus primeras iniciativas consistieron en anunciar una auditoría externa para las cuentas de la Casa del Rey y la publicación tanto de las retribuciones de sus altos cargos como de los contratos y convenios suscritos y el grado de ejecución de sus presupuestos.

Además de un código de conducta para todos los trabajadores de la Casa Real, el recorte en un 20 por ciento de la asignación como jefe del Estado y la prohibición de que los miembros de la Familia Real aceptasen regalos que comprometan la dignidad de sus funciones.

El Rey también redujo la familia real a seis miembros: don Felipe, doña Letizia, los reyes Juan Carlos y Sofía, Leonor, princesa de Asturias, y la infanta Sofía.

De esta forma, las infantas Elena y Cristina dejaron de ser miembros de la familia real, pasando a ser familiares de Felipe VI.

En junio de 2015, el Rey retiró a la infanta Cristina el título de duquesa de Palma a consecuencia de su imputación en el caso Nóos, finalmente absuelta de cooperación en dos delitos fiscales, mientras que su marido, Iñaki Urdangarín, fue condenado.

Este título le había sido otorgado a doña Cristina por su padre, Juan Carlos I en 1997, cuando contrajo matrimonio con Urdangarin.

Con esta decisión, Felipe VI culminó un alejamiento de su hermana, cuya imputación erosionó a la Corona ante la opinión pública.

Una de las medidas más recientes, fue la eliminación, en junio de 2019, de la Secretaría del Rey Juan Carlos, tras retirarse de la vida institucional.

La Secretaría suprimida, que modifica la estructura de la Casa del Rey, se había creado tras la abdicación de don Juan Carlos en junio de 2014.

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter