El régimen de Arce acusa a los seguidores de Evo Morales de «ocasionar un conflicto que busca el derramamiento de sangre»

En medio de disputas en el oficialismo debido al retraso en la realización de las elecciones de las autoridades judiciales