«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
DEJÓ LA EMBAJADA DE ARGENTINA EN QUITO, DONDE ESTABA ASILADA

Una exministra correísta condenada por corrupción se fuga de una embajada en Ecuador y reaparece en Venezuela

La exministra ecuatoriana María Duarte Pesantes. Twitter

La exministra de Obras Públicas de Ecuador, María de los Ángeles Duarte Pesantes, se fugó a inicios de esta semana de la embajada de Argentina en Quito, donde se encontraba asilada. Todo ello en medio del proceso judicial que derivó en su sentencia en 2020 a cumplir 8 años de cárcel por corrupción durante su pasantía por el Gobierno del izquierdista Rafael Correa.

El martes en la madrugada el Gobierno del presidente Guillermo Lasso confirmó que Duarte Pesantes había dejado irregularmente la sede diplomática, al tiempo que presentó un reclamo a la Cancillería de Argentina por permitir la fuga de la exfuncionaria ecuatoriana, quien fungió como ministra de Inclusión Económica y Social (2009-2010), Transporte y Obras Públicas (2010-2013) y Desarrollo Urbano y Vivienda (2015-2017).

En diciembre pasado el Gobierno de Alberto Fernández había hecho de conocimiento público su intención de conceder asilo político en el país sudamericano a la exministra correísta; sin embargo, la iniciativa fue criticada por el Ejecutivo de Lasso, quien señaló que no estaba dispuesto a conceder el salvoconducto requerido por Duarte Pesantes para que dejase Ecuador sin ser detenida por la condena pendiente en su contra.  

La exfuncionaria ecuatoriana fue sentenciada por la Justicia dada su participación en la trama denominada “Sobornos 2012-2016”, un esquema de sobornos en el que participó el propio Rafael Correa y que permitió a la formación Alianza País (el correísmo) captar financiación no declarada proveniente de distintas empresas.

Hasta ahora el personal diplomático argentino ha dejado entrever que simplemente en algún momento del pasado fin de semana “no se registró la presencia” de Duarte Pesantes en el edificio de la embajada en Quito; cosa que habría ocurrido mientras el embajador estaba ocupado en las labores inherentes a su cargo.

Duarte aparece súbitamente en Venezuela

Esta rocambolesca historia no termina allí, puesto que en horas de la tarde del martes se confirmó que María de los Ángeles Duarte Pesantes había reaparecido en la embajada de Argentina en Caracas, quizá aprovechando las alianzas que toda la vida ha tenido el correísmo con la dictadura chavista.

¿De qué modo salió de Ecuador? ¿Cómo ingresó a Venezuela? ¿En qué forma llegó a la sede diplomática en la capital venezolana? Son preguntas que hasta ahora solo se pueden responder en el campo de la especulación. Sin embargo, todo apunta a algún esquema de connivencia urdido por la Administración kirchnerista de Fernández y la de Maduro para -contando con complicidad en Ecuador- lograr que la exministra burlara a la Justicia ecuatoriana.

Sobre la reaparición de Duarte en Caracas la diplomacia argentina emitió un comunicado, en el que confirma que la misma “se presentó” en la embajada ubicada en la capital de Venezuela.

«La señora Duarte Pesantes informó que actualmente se encuentra en Caracas -sin brindar explicaciones sobre el modo en el que lo hizo, ni si se encuentra junto a su hijo- y realizó averiguaciones sobre la documentación que nuestro país le pudiera extender. Asimismo, manifestó no tener intenciones de viajar a la Argentina en el corto plazo«, reza la comunicación.

Por lo pronto las autoridades ecuatorianas han convocado al embajador de Argentina en Quito, Gabriel Fuks, para que aporte información sobre el proceso de fuga de Duarte; esto en el entendido de que existen “algunas inconsistencias” en los datos que ha dado sobre el proceso de evasión de la Justicia que protagonizó la exministra correísta.

En Twitter Rafael Correa ha salido en defensa de Duarte Pesantes, calificándola como una “mujer patriota y honrada”. En esta misma red social la exfuncionaria ecuatoriana confirmó que abandonó la embajada argentina en Quito porque “el gobierno ecuatoriano me convirtió en su rehén política. Tuve que salir bajo riesgo, pero ejercí el derecho que me asistía”.

.
Fondo newsletter