De la resaca postelectoral en Cataluña al cartel en Almería que fomenta la pederastia

Una sombra se cierne estos días sobre Gabriel Rufián. El que fuera llevado a ‘Madrit’ como exponente del charnego agradecido permanece semioculto estos días