'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Cómo conseguir el mejor préstamo rápido

Antes de plantearse el cómo conseguir el mejor préstamo rápido posible conviene aclarar a qué nos referimos cuando hablamos de ellos. Los préstamos rápidos online han conseguido una muy buena aceptación entre el público porque se trata de préstamos en los que el dinero no se demora en exceso en llegar a la cuenta bancaria de destino y al que el solicitante tiene acceso sin tener que dar mayores explicaciones de para qué lo va a necesitar. Incluso se puede acceder a préstamos rápidos sin nómina y optar a ellos cuando se está en Asnef o en otra lista de morosos similar.
Precisamente el auge que han tenido ha traído consigo el que múltiples empresas hayan optado por ofrecer este tipo de servicios, lo que está muy bien. Eso sí, el solicitante sino tiene en cuenta una serie de criterios es muy probable que no sepa por cuál optar o cuál es, en definitiva, la mejor opción posible en su caso. Para esto, nada mejor que tener en cuenta estas cuestiones.

  • Empresa de confianza. Uno de los puntos clave a la hora de optar por un préstamo online u otro será el saber que dicha operación se está llevando a cabo con una empresa seria en la que uno puede depositar su confianza. ¿Cómo saber esto? En realidad es muy sencillo porque, por norma general, este tipo de empresas han sido mencionadas en algún que otro momento por los medios y se ha resaltado el servicio que ofrecen y la calidad del mismo.
  • Opinión de otros usuarios. Este punto se encuentra en estrecha relación con el anterior. Si uno se encuentra navegando por una determinada página web de la empresa en cuestión con la que interesa llevar a cabo la solicitud del préstamo rápido y se ve que las valoraciones de otras personas, que pasaron por el mismo trámite, son positivas se puede estar seguro de que se está en el sitio correcto.
  • Tener claro lo que se va a pedir. La elección del préstamo más adecuado también depende de uno mismo y no sólo de cómo sea la empresa que se encuentra detrás de ellos. Resulta fundamental el echar cuentas, aunque sea de una manera básica y ver, efectivamente, con qué dinero se cuenta, cuáles son los gastos e ingresos fijos y qué se precisa cubrir como extra. Sólo con este ejercicio previo se podrá saber el dinero que, de verdad, hace falta.
  • El plazo de devolución. En la misma línea que el punto anterior hay que tener en cuenta que no será lo mismo el devolver un préstamo rápido en 10 días que en 45, por poner un ejemplo y aquí no hay que apresurarse, pero tampoco pasarse con un plazo excesivo. En el momento en el que el punto anterior esté totalmente claro se podrá saber cuál será la decisión más acertada en este caso. Así, no se pagará ni un céntimo más de lo que sea imprescindible.
  • Comparar. No es cuestión de estar horas y horas buscando por Internet cuál es la mejor empresa para el préstamo rápido que se requiere pero la ventaja de la Red es que se puede establecer una comparativa fiable en apenas unos segundos y, con esto, uno ya se puede hacer una idea más clara de hacia dónde dirigirse.
  • Las condiciones. O lo que es lo mismo, saber si se exigen determinados requisitos o no. Como ya mencionamos algunas empresas ofrecen préstamos rápidos con Asnef o con listas de morosos del estilo. Esto es algo que también habrá de mirarse antes de llevar a cabo ninguna solicitud, sobretodo para no perder el tiempo en balde. Lo que ocurre es que determinadas empresas han sabido ver que precisamente las personas que aparecen en las listas de morosos pueden llegar a ser los que más necesiten ese ingreso extra para salir del bache en el que se encuentran. Además, no hay que perder de vista que uno puede estar en una lista de morosidad sin saberlo por el simple hecho de que ésta no haya sido actualizada a tiempo.

Ventajas de los préstamos rápidos

  1. Fáciles de conseguir. Por norma general, no hace falta una gran cantidad de papeleo, incluso hay empresas que ofrecen la opción de optar por préstamos sin nómina.
  2. Rápidos. No hay nada más que decir porque, como su mismo nombre indica, desde el trámite hasta la aceptación todo lleva muy poco tiempo y en el momento en el que la solicitud se acepta, se puede contar con el dinero en la cuenta seleccionada en tan sólo unos minutos.
  3. Cómodos. No hay que llevar a cabo ningún tipo de desplazamiento porque todo el proceso se puede realizar desde la comodidad del hogar, sin desplazamientos y sin tener que esperar largas colas.
  4. Con simulador. Algunas de las webs que cuentan con este servicio ofrecen la opción de usar su simulador para saber, exactamente, lo que habría que devolver en función de la cantidad y el tiempo de devolución deseados. Así, se evitan las sorpresas de última hora.
TEMAS |

Noticias de España

.
Fondo newsletter