«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Cómo comprar online de forma segura

Cada vez se compra más a través de internet. Y este es un fenómeno que no va a parar, sino que va a seguir creciendo cada vez más y más. No es una simple moda, ni mucho menos. Las compras online crecen cada año, lo que obviamente va a terminar produciendo el fin del negocio presencial tradicional. Sí, queda mucho, pero quien no se adapte lo puede pasar mal. Por eso, lo mejor es empezar cuanto antes a realizar compras online, aunque con precaución. A medida que crece un negocio, también crece la gente que se quiere aprovechar de ello de forma ilegal.

  • Cómo saber que una web es segura
  • Qué métodos de pago utilizar
  • ¿Es conveniente usar un antivirus?
  • Cuidado con el phishing

Cómo saber que una web es segura

Cuando se quiere comprar algo por internet hay que tener cuidado. Bueno, en realidad cuando se navega por internet. La red de redes puede ser un lugar peligroso si no se tiene un mínimo de cuidado. Por eso, lo primero en lo que hay que fijarse antes de hacer cualquier cosa en una web (como hacer clic en un enlace o en un vídeo) es saber si esa página es segura o no.
Obviamente, lo mejor es ir a páginas que se sabe que son seguras. Así, si se quiere comprar algo se puede hacer prácticamente sin preocupaciones en las webs de los comercios tradicionales, o en páginas conocidas de comercio online. O si se quiere jugar en un casino online, lo recomendable es saber qué casinos son fiables.
Pero la cosa se complica cuando no se conoce la página o no se tienen referencias. En este caso, lo primero que hay que hacer es ir a la barra de direcciones y mirar si tiene el dibujo de un candado. Esto significa que la web ha sido certificada por una empresa de seguridad y que, por tanto, es totalmente segura. Y si se quiere ir más allá, se pueden consultar los certificados de seguridad que las webs de compra online suelen tener y que siempre dejan a la vista, ya que lo que se busca es que el usuario confíe y, por tanto, compre.
Qué métodos de pago utilizar
tarjeta credito
Fuente: Mediamodifier Pixabay
Esta fase es quizá la más delicada. Una vez que se ha elegido qué comprar, lo que hay que hacer es pagarlo. Para ello, las tiendas online ponen a disposición de los compradores varias formas de pago. Todas ellas, si hablamos de las webs seguras, son totalmente fiables, aunque algunas tienen más medidas de seguridad que otras.
Así, el pago con tarjeta, que es el más común, es totalmente seguro gracias a las medidas de encriptación que tienen los bancos a la hora de operar. No debe de haber problemas con este método de pago, aunque es cierto que hay que poner el número de tarjeta y el CVV para poder comprar, algo que puede que no haga mucha gracia a los compradores.
Otro de los métodos de pagos populares es PayPal. Este es más seguro, ya que no es necesario poner ni número de tarjeta ni número de cuenta. Simplemente hay que conectarse a la cuenta de PayPal desde la web y pagar con el dinero de la propia cuenta. ¿Punto negativo? Que hay que tener cuenta en PayPal y dinero en la propia cuenta, obviamente. Este tipo de servicios se llaman carteras electrónicas y aunque PayPal es el más famoso también hay otros disponibles como Neteller.
¿Es conveniente usar antivirus?
Para navegar y comprar por internet no es totalmente necesario. Si se tiene cuidado no debe de haber problemas. Sin embargo, nunca se sabe si, por error, se puede descargar algo en el ordenador. En estos casos, sí que es totalmente necesario tener un buen antivirus que detecte cualquier malware. Por eso, es aconsejable. No necesario para comprar, pero sí aconsejable. Nunca se sabe, la verdad.
Cuidado con el phishing
internet

Phishing de la web de Vodafone. Fuente: Christiaan Colen Flickr
Por último, hay que señalar uno de los mayores peligros que puede haber a la hora de comprar. Es el phishing. Se trata de un método de engaño que hace creer al usuario que está en una página conocida, cuando en realidad es falsa. De esta manera, el usuario se confía y pone sus datos personales o bancarios pensando que está totalmente seguro. Para detectar este fraude, que suele llegar por mail, siempre hay que mirar bien el nombre de la página. Como no pueden poner el nombre original, está cambiado. Siempre, antes de hacer nada en la web es necesario mirar en la barra de direcciones. Ahí se encuentra la clave para saber si una web es segura o no.
Por todo ello, se puede decir que, con un poco de cuidado y prevención, comprar a través de la web es totalmente seguro.

TEMAS |
.
Fondo newsletter