China supera por primera vez a Estados Unidos como socio comercial de la Unión Europea

EN TERCER LUGAR SE COLOCA REINO UNIDO

La pandemia ha acelerado un cambio de ejes geopolíticos que, unidos a la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca, reformará por completo el sistema de relaciones internacionales.

China superó a Estados Unidos en 2020 y por primera vez como el principal socio comercial de la Unión Europea, según los primeros datos difundidos por la agencia de europea de estadísticas Eurostat. En tercer lugar, se coloca Reino Unido tras consumarse el Brexit.

China ha sido el país que más pronto y con menos dificultades ha sorteado la crisis provocada por el virus de Wuham. Beijing superó los niveles de consumo de 2019 ya los últimos años de 2020, impulsando las ventas de productos europeos, particularmente en los sectores de automóviles y artículos de lujo, mientras que las exportaciones de China a Europa se beneficiaron de la fuerte demanda de equipos médicos y electrónicos.

Eurostat ha señalado que el volumen comercial con China alcanzó los 586.000 millones de euros en 2020, en comparación con los 555.000 millones de euros en la relación con Estados Unidos.

“Las exportaciones de la UE aumentaron un 2,2%, a 202.500 millones de euros, mientras que, al mismo tiempo, las importaciones de China aumentaron un 5,6 por ciento, a 383.000 millones de euros”, han subrayado desde el Eurostat, que ha recordado que las exportaciones de la UE hacia Estados Unidos cayeron un 13,2% en el mismo período, y las importaciones un 8,2%.

‘China ocultó datos’

China se ha negado a dar datos en bruto sobre los primeros casos de covid-19 a un equipo dirigido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que investiga los orígenes de la pandemia, según ha revelado uno de los investigadores del equipo, un hecho podría complicar los esfuerzos para comprender cómo comenzó el brote.

El equipo había solicitado los datos sin procesar de los 174 casos de covid-19 que China había identificado de la fase inicial del brote en la ciudad de Wuhan en diciembre de 2019, así como otros casos, pero solo se les proporcionó un resumen, ha dicho Dominic Dwyer, un experto australiano en enfermedades infecciosas que es miembro del equipo.

Los datos primarios de este tipo se conocen como “listas de líneas”, ha señalado, y normalmente serían anónimos, pero contienen detalles como qué preguntas se hicieron a los pacientes, sus respuestas y cómo se analizaron sus respuestas. “Es la práctica habitual en la investigación de un brote”, ha manifestado a Reuters este sábado a través de una videollamada desde Sídney, donde se encuentra actualmente en cuarentena.

Dwyer ha señalado que obtener acceso a los datos sin procesar era especialmente importante, ya que sólo la mitad de los 174 casos tuvieron una exposición al mercado de Huanan, el centro de venta de marisco al por mayor de Wuhan, ahora cerrado y donde se detectó inicialmente el virus.

Deja una respuesta