'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Ataques al fiscal por decir que la tuitera trans Cassandra usa un pseudónimo

Compromís ha denunciado la «transfobia» de la Fiscalía por su escrito «en el que acusa a la tuitera Cassandra, condenada a un año de prisión por humillación a las víctimas del terrorismo, de utilizar ‘un pseudónimo’ para reirse de Carrero Blanco».

La formación ha presentado en el Congreso una pregunta al Gobierno por dicho escrito de la Fiscalía, «que ignora la identidad de género de la tuitera y la acusa de esconderse en ‘un pseudónimo’ para hacer chistes del político franquista», señala en un comunicado.
La diputada de Compromís Marta Sorlí considera que «no puede utilizarse un hecho como no haber formalizado todavía el cambio de nombre ante el Registro Civil para salpicar de transfobia un juicio como el de Cassandra» y añade que «este escrito se burla y menosprecia intencionadamente un derecho tan básico como la identidad de género de las personas».
La Fiscalía se limitó a referirse a la tuitera transexual con su nombre original -Ramón Vera-, ya que todavía no lo ha cambiado en el Registro. ‘Cassandra’ es el nombre que la condenada ha elegido pero que no está reconocido oficialmente, de ahí que el Ministerio Público se refiera a él por lo que es, un pseudónimo. Además, en su escrito justifica que la tuitera empleaba ese nombre para insultar y humillar desde el anonimato a las víctimas del terrorismo.
Compromís ha aprovechado también su pregunta para pedir al Gobierno que indulte a la autora de los trece tuits «que bromeaban sobre un fascista en defensa de la libertad de expresión» y recuerda que su portavoz en el Congreso, Joan Baldoví, ya mostró el pasado mes de marzo en el Pleno de esta Cámara un cartel solicitándolo.

La plataforma Trans se apunta a las críticas

La Plataforma Trans ha recibido con «estupor» el escrito de la Fiscalía y lo ha tachado de «vejatorio, trasnochado y una agresión al derecho de la libre determinación de la identidad y expresión del género».
«Denominar pseudónimo al nombre libremente elegido con el que la joven Cassandra se socializa y vive su identidad es una forma de ridiculizar y no respetar la identidad de esta joven y por ende de todas las personas trans, constituyendo un retroceso y un revés a todos los avances en derechos ya en vigor en muchas comunidades», ha señalado el vocal de juventud de la Plataforma, Erik García.
Cassandra fue condenada por la Audiencia Nacional a un año de cárcel y siete de inhabilitación por enaltecimiento del terrorismo a raíz de unos comentarios que hizo en Twitter sobre el atentado de Carrero Blanco.
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, a contracorriente de la ideología dominante y desacomplejadamente comprometida con la dignidad humana, la unidad de España y la identidad de Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras, infórmate aquí.
 

TEMAS |

Noticias de España

.
Fondo newsletter