«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Guía para tratar el vértigo

El vértigo es un síntoma que se define por la «sensación ilusoria de movimiento», lo que complica su distinción de otros síntomas como los mareos o la inestabilidad.

La comisión de otoneurología de la Sociedad Española de Otorrinolaringología (SEORL-CCC) ha publicado una guía para el diagnóstico y tratamiento del vértigo posicional paroxístico benigno (VPPB), el más común de este tipo de padecimientos, con el objetivo de facilitar el «manejo de este tipo de vértigo en la clínica diaria».
El documento, dirigido por la doctora Paz Pérez, incluye la descripción de las pruebas diagnósticas y de las maniobras terapéuticas necesarias para atajar cada tipo de trastorno.
El vértigo es un síntoma que se define por la «sensación ilusoria de movimiento», lo que complica su distinción de otros síntomas como los mareos o la inestabilidad.
En un comunicado, la SEORL-CCC ha señalado que el 80% de la población ha sufrido algún episodio de vértigo a lo largo de su vida y aunque la presencia de trastornos de este tipo en personas mayores «aumenta de forma significativa», también puede afectar a los niños.
Según la organización, el vértigo y los trastornos de equilibrio constituyen un motivo de consulta muy frecuente, tanto en urgencias como en las consultas de atención primaria. Afecta tanto a hombres como mujeres de cualquier edad, aunque es más frecuente en las personas mayores.
Los niños también se ven afectados por estos trastornos. Un estudio reciente publicado en la revista ‘Otology&Neurology’ ha concluido que el VPPB es una causa común de mareo entre la población pediátrica.
Uno de los rasgos más característicos del vértigo es su imprevisibilidad, según el presidente de la comisión de otoneurología de la SEORL-CCC, el doctor Luis Lassaletta.
«Aparte de que resulta incapacitante, su carácter imprevisible hace que suponga un deterioro considerable de la calidad de vida de la persona que lo sufre, ya que puede aparecer tanto de día como de noche, en reposo o trabajando o incluso conduciendo, y muchas veces sin signos de aviso», ha señalado.
 
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, a contracorriente de la ideología dominante y desacomplejadamente comprometida con la dignidad humana, la unidad de España y la identidad de Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras, infórmate aquí.

TEMAS |
.
Fondo newsletter