«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
CON DOS GOLES DE PUADO

El RCD Espanyol asciende a Primera tras remontar la eliminatoria ante el Real Oviedo

RCD Espanyol. Red social X

El RCD Espanyol ha ascendido a LaLiga EA Sports después de remontar este domingo la eliminatoria final del ‘Playoff’ de ascenso ante el Real Oviedo (2-0), un partido en el que los dos goles de Javi Puado en el final de la primera parte bastaron para devolver al cuadro perico a la máxima categoría del fútbol español un año después.

Sólo un curso han permanecido en Segunda los catalanes, que en tres minutos de inspiración del delantero barcelonés consiguieron darle la vuelta a la final; en el minuto 44, hizo subir el primero al marcador, y ya en el tiempo extra de la primera mitad selló la remontada para devolver a los suyos a Primera.

El conjunto asturiano, que llegaba por delante a la cita gracias al 1-0 cosechado en el Carlos Tartiere con el gol de Alemao, supo contener en los primeros minutos la determinación perica, que se desató con un intento de chilena de Keidi Bare que desbarató en el último momento Sebas Moyano.

Los de Manolo González dominaban, llegaban con peligro, pero no consiguieron abrir la lata en el Stage Front Stadium hasta cerca del descanso, en tres minutos de locura con los que la eliminatoria dio un vuelco. En el 44, tras un córner botado por Nico Melamed, Javi Puado cazó el balón, le ganó la espalda a Seone y consiguió batir a Leo Román.

Ya en el tiempo extra, en una jugada magnífica de tres toques, Cabrera puso un pase largo para Pere Milla, que, viendo cómo el portero del cuadro ovetense le encaraba, cedió atrás para que de nuevo Puado anotase (min.45+2). Los espanyolistas lograban dar la vuelta a la final por el ascenso.

Luis Carrión buscó soluciones y realizó cambios al descanso, pero fue el equipo catalán el que estuvo más cerca de ver puerta en una gran acción de Braithwaite con centro al área a la que no llegó por poco Melamed.

Ni la entrada de Santi Cazorla bastó para aclarar las ideas del conjunto asturiano, que aun así tuvo en sus botas el 2-1 en el descuento en una doble ocasión en la que Joan García repelió los sucesivos disparos de Borja Sánchez y Borja Bastón. Con el pitido final, la afición espanyolista invadió el campo. Ya eran en Primera.

TEMAS |
.
Fondo newsletter