«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Tras un 0-0 en los 120 minutos de partido

Francia será el rival de España en semifinales tras derrotar a Portugal en los penaltis

Francia será el rival de España en semifinales tras derrotar a Portugal en los penaltis
Cristiano Ronaldo. Nick Potts

La selección de Francia ha avanzado a última hora de este viernes a semifinales de la Eurocopa 2024 gracias al triunfo en los penaltis sobre Portugal en el Volksparkstadion (Hamburgo), donde resultó fatídico para los lusos un lanzamiento al poste de Joao Félix.

Les Bleus serán el rival de España el próximo martes por un puesto en la final de la EURO de Alemania, con los de Luis de la Fuente esperando rival poco antes tras eliminar a la anfitriona en la prórroga (2-1). Después, pese a un partido plano y con pocas ocasiones, Francia selló su billete en la tanda de penaltis, con el falló de Félix y el lanzamiento definitivo de Theo Hernández.

No hubo sorpresas en Hamburgo. La pobre versión de Portugal y Francia en el torneo salió a relucir en el segundo cruce de cuartos de final, sin apenas ocasiones a pesar de los 120 minutos disputados. En el primer tiempo no hubo ninguna clara, con algo más de balón los lusos pero sin profundidad, como en sus otro partidos.

El miedo a no encajar pudo también en una Francia sin apenas salida ofensiva, sin lugar para correr, ni ideas en el juego posicional, de nuevo señalado Antoine Griezmann. Tras el descanso se animó algo el encuentro, con la primera de Mbappé, que le salió centrada y fácil para el meta rival. Poco después, el flamante delantero del Real Madrid se resintió de su fractura nasal.

El ariete parisino se llevó un balonazo y, pese a la máscara, sin duda se dolió del percance que le ha lastrado en Alemania. Entonces llegó el momento de Portugal, con dos grandes intervenciones de Maignan evitando el gol de Bruno Fernandes y, después, de Vitinha. Didier Deschamps buscó soluciones y metió a Ousmane Dembélé.

El del PSG, ex del FC Barcelona, fue un agitador perfecto y acaparó el juego ofensivo de los galos por la banda derecha, con desborde y amenaza constante, pero Portugal se defendió bien. Empezaron a llegar la ocasiones, y Camavinga tuvo el 0-1 en sus botas para una Francia más cerca del gol hasta que Roberto Martínez metió a Conceiçao, logrando su puñal por banda derecha también.

Con todo, la prórroga fue inevitable, con otro intento de irse arriba que dejó la opción de Leao que sacó Upamecano de milagro y un Cristiano Ronaldo que se resistía a decir adiós aunque sin poder marcar la diferencia. Para el segundo acto de la prórroga, Deschamps quitó a Mbappé, señal de que su estrella estaba también apagada, y Martínez metió a un Joao Félix que tuvo un cabezazo peligroso.

Con el reloj corriendo hacia los penaltis, a ambos equipos le entró la necesidad de atacar, sin tiempo ya para remediar una tanda que podía traer mejor recuerdo a los lusos. Después de superar a Eslovenia en los penaltis con un gran Diogo Costa, el meta de Portugal no pudo detener ninguno esta vez, y el error de Félix mandó a Francia a la cita con España en semifinales el martes.

TEMAS |
.
Fondo newsletter