«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
23 de mayo de 2023

La soberanía de los españoles de Melilla

Dos agentes de la Policía Nacional en la puerta de un domicilio, en Melilla. Europa Press

La trama de compra de votos por correo en Melilla, cuya investigación ya se traduce en registros policiales y en detenciones, entre ellas la de un consejero del Gobierno de la ciudad autónoma, comienza a confirmarse como el más flagrante de entre los casos conocidos de corrupción electoral en España.

El trabajo a contrarreloj de un juzgado melillense, la Policía y las juntas electorales de zona y central —ambas impusieron la exigencia del DNI para depositar el voto por correo en la ciudad autónoma tras la petición de VOX— está sirviendo para mitigar el grave daño de una presunta estructura de fraude electoral diseñada para alterar el resultado de las urnas a través de un uso fraudulento del sufragio en favor de las fuerzas políticas que operan contra la españolidad de Melilla, con el posible apoyo de Marruecos, según las sospechas de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado.

Es cierto que la paralización a tiempo de un proceso destinado a subvertir la voluntad popular, agravado por la presunta intervención extranjera contra los intereses nacionales, es motivo de alivio y de confianza en nuestro sistema electoral. Cuestión distinta, un acto de inocencia desmedida, sería dar por seguro que este episodio es único en el tiempo y en el espacio (no es la primera vez que ocurre en Melilla: fueron condenados el líder de un partido local, ahora vinculado a Yolanda Díaz, y un exdirigente socialista).

Si «el precio de la libertad es su eterna vigilancia», no muy diferente ha de ser el coste de la soberanía, cuya perversión, por medio del voto o del ejercicio del poder, pone en riesgo la dignidad misma del ser humano y, en el caso de Melilla, la naturaleza y el porvenir de una parte fundamental de España. Por ello, consideramos imperativo que la Justicia llegue hasta las últimas consecuencias con quien se demuestre culpable y beneficiario de la trama, tanto como es perentorio que entre todos vigilemos la transparencia del sistema de elección de nuestros representantes.

Noticias de España

.
Fondo newsletter