«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Abás pide al Rey el reconocimiento formal de Palestina como Estado

El Rey ha subrayado este lunes ante Mahmud Abás que «no hay alternativa» a la solución de «dos Estados democráticos» para lograr «una paz sostenible y duradera» en Oriente Próximo y atender así, «de igual forma», las «legítimas aspiraciones de ambas partes: la soberanía palestina y la seguridad israelí».

En el brindis del almuerzo ofrecido en el Palacio Real por Felipe VI y la Reina Letizia en honor de Abás, el líder palestino, que inicia este lunes una visita a España, se ha mostrado por su parte «orgulloso» de la decisión del Parlamento español en la que «instó a su Gobierno a reconocer el Estado de Palestina» y espera que España haga efectivo ese reconocimiento «en un tiempo próximo».
Ante casi un centenar de invitados españoles y palestinos, entre los que se encontraban autoridades y representantes del mundo empresarial, académico, religioso, cultural y de la comunicación, don Felipe ha argumentado que «la sociedad española tiene un hondo sentido de la justicia que la ha llevado a mostrar una sensibilidad especial por las legítimas aspiraciones del pueblo palestino».
«Ello ha motivado una posición firme y constante de España en favor de una solución de dos Estados democráticos, Israel y Palestina, que vivan uno al lado del otro en paz y dentro de fronteras seguras y reconocidas», ha añadido.
El almuerzo se ha celebrado en el Salón de Columnas, el emblemático espacio del palacio que acogió la Conferencia de Paz de 1991, a la que Felipe VI se ha referido para recalcar que «no hay alternativa al plan de paz de Madrid, el de dos Estados», porque la soberanía palestina y la seguridad israelí son «las dos caras de la misma moneda» y «no habrá una sin otra».
«Y sólo se podrá lograr si se dan los pasos necesarios para construir, bajo ese planteamiento y aspiraciones, un clima de confianza y de respeto mutuos», ha advertido, tras reivindicar «el espíritu de la Conferencia de Paz de Madrid» desde la misma sala en que «nació hace 26 años la ilusión de una paz histórica entre palestinos e israelíes».
«Es imperativa una confianza recíproca» en una negociación «que debe tejerse con buena fe y altura de miras», ha insistido el Rey, antes de confiar en que la reconciliación entre Al Fatah, que gobierna Cisjordania, y Hamás, que lo hace en Gaza, permita abordar «desde la unidad» del pueblo palestino «una nueva iniciativa de paz» cuyos resultados España aguarda «con esperanza».
Además de elogiar a las instituciones de la Autoridad Nacional Palestina como «capaces y preparadas para dirigir el destino» de su pueblo, don Felipe ha recordado que el único foro regional en el que participan israelíes y palestinos es la Unión para el Mediterráneo nacida del denominado «Proceso de Barcelona», cuyos objetivos de seguridad y prosperidad son «una prioridad de España».
En sus palabras de agradecimiento, Abás ha valorado el apoyo del Rey, el Gobierno y el pueblo español a la «justa causa» palestina y ha precisado que espera que España reconozca pronto a Palestina como Estado independiente, para que pueda vivir «lado a lado» con Israel «en seguridad, estabilidad y buena vecindad».
Después de respaldar «los esfuerzos» del Gobierno estadounidense de Donald Trump «para lograr un acuerdo de paz histórico», ha confiado en que la UE mantenga «sus posturas comprometidas con el Derecho Internacional» y ha abogado por avanzar en la reconciliación con Hamás para unir la tierra y el pueblo palestinos con «una sola autoridad, una sola legislación y una sola fuerza de seguridad».
Abás ha invitado a los Reyes a celebrar junto a él la Navidad en Belén, ha apostado por aumentar la cooperación en los ámbitos económico, político, cultural y turístico y, al igual que hizo hace dos semanas el presidente israelí, Reuvén Rivlin, ha aludido implícitamente a la crisis catalana para garantizar su «firme postura de apoyo a la unidad del pueblo y el territorio de España».
El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, acompañado de su esposa, Elvira Fernández, y el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, representaban al Gobierno español en este almuerzo, mientras que a Abás le acompañaban el ministro portavoz, Nabil Abu Rudeina, y el jefe de la diplomacia, Riad al Malki,
El presidente del Senado, los del Tribunal Constitucional y el Supremo y la alcaldesa de Madrid figuraban también entre los invitados, junto al secretario general de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Taleb Rifai, el presidente de la Comisión Islámica de España, Riay Tatary, y representantes del mundo económico como el presidente de Cepyme, Antonio Garamendi
En esta jornada de su primera visita a España desde diciembre de 2912, Abás se ha reunido con el Rey en la Zarzuela y se ha entrevistado en el Palacio de la Moncloa con Rajoy, con quien ha tratado asuntos internacionales y regionales como el acuerdo de reconciliación intrapalestino.

Traslada a Rajoy su apoyo a una España unida

Mahmud Abás ha trasladado a Rajoy su apoyo a una España fuerte y unida en el marco de la Constitución y las leyes, en referencia a la crisis secesionista de Cataluña, en la reunión que ambos han mantenido en el Palacio de la Moncloa.
Rajoy, por su parte, ha transmitido a Mahmud Abás su deseo de que se creen las condiciones de confianza para la reactivación del Proceso de Paz de Oriente Medio y el firme compromiso de España con la solución de dos Estados, informa Moncloa en un comunicado.
Durante el encuentro, Rajoy ha respaldado la solución de dos Estados para alcanzar una paz general, justa y duradera, en línea con los parámetros internacionales para la resolución del conflicto.
También ha apoyado el proceso de reconciliación intrapalestina dentro del respeto a los principios del Cuarteto y ha mostrado su confianza en los resultados de la reunión que se celebrará mañana en El Cairo, con vistas a la constitución de un gobierno de unidad.
El presidente de Palestina, por su parte, ha reiterado su apoyo a una España fuerte y unida en el marco de la Constitución y las leyes, recoge la nota del Gobierno español.
Entre los asuntos regionales que han tratado, han compartido su preocupación por la estabilidad del Líbano, donde España participa en UNIFIL desde 2006.
Según Moncloa, Palestina ha agradecido la cooperación española, así como el reciente acuerdo del Consejo de Ministros sobre flexibilización de las condiciones financieras de la deuda.
En 2016 el comercio bilateral ascendió a 29 millones de euros, con un saldo positivo para España de 27 millones de euros.
Desde el punto de vista de la inversión, Palestina es un importante receptor de asistencia financiera internacional, tanto multilateral como bilateral, lo que puede abrir oportunidades para las empresas extranjeras en diversos sectores, como las infraestructuras, agricultura, energía y sectores sociales.
Hasta ahora, las principales operaciones comerciales españolas en Palestina se han producido en los sectores de automoción, agroalimentario y productos farmacéuticos.
 
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, a contracorriente de la ideología dominante y desacomplejadamente comprometida con la dignidad humana, la unidad de España y la identidad de Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras, infórmate aquí.

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter