«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Abascal explica que no ha recibido propuesta alguna del PP y reclama una negociación a tres

«No hemos recibido todavía ese ofrecimiento de forma oficial. En cualquier caso, vamos a tener que repetir lo que explicamos ayer: Un gobierno que quiera contar con los 12 diputados de VOX para su investidura, deberá sentarse a escuchar el programa votado por 400.000 andaluces».

Así responde el presidente de VOX, Santiago Abascal, a la noticia que publica este viernes el diario El Mundo en la que se señala que el PP habría ofrecido a VOX dar ayudas a los hombres afectados por la violencia intrafamiliar, como gesto para alcanzar un acuerdo de investidura:

«El Partido Popular va a ofrecerle a Vox una solución para intentar desbloquear la investidura de Juanma Moreno sin modificar el pacto con Ciudadanos. La nueva propuesta pasa por ‘reforzar la normativa contra la violencia doméstica’, de manera que ‘se mejore la protección de los abuelos, las abuelas, los niños y los hombres’ que sufren maltrato en el ámbito familiar», señala el rotativo.

«Nos parece un buen principio que se quiera atender a todas las víctimas de la violencia intrafamiliar: mujeres y hombres, niños y ancianos. Pero nuestro programa incluye otras muchos aspectos que quien pretende llegar al gobierno andaluz deberá escuchar, y en alguna medida asumir. Para ello, nos parece absolutamente necesario y lógico que se abra una negociación transparente también con VOX que trate, entre otros temas, el problema de la inmigración ilegal, el derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos, la fiscalización de las subvenciones la reducción de impuestos y del gasto político, la devolución de competencias, y la supresión de las leyes ideológicas liberticidas entre otras cosas», responde Abascal en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter, para reclamar que se les escuche: «Escuchar a los 12 diputados de los que pretenden el voto es lo lógico en democracia. ¿O no?», añade.

Ciudadanos, en la mesa

Esa negociación que reclama la formación tendría que contar, a juicio de Abascal, con los dos partidos que quieren formar gobierno, es decir, PP y Ciudadanos que, cabe recordar, ha establecido un auténtico cordón sanitario contra la formación de Ortega Lara.

«Es con ellos con quien debe llegarse al acuerdo que facilite el cambio. Un acuerdo detallado, por escrito, público y transparente. Me parece que la postura de VOX no puede ser más coherente y constructiva. Y nos gustaría que los demás partidos dejaran de hacer seguidismo de la propaganda histérica de la extrema izquierda y se sentaran a debatir y pactar como políticos serios y personas sensatas», concluye Abascal.

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter