«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Ayuso pide a Sánchez que no ponga comunistas al frente de hacienda y economía

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha pedido este martes al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, que «no ponga comunistas» al frente de la hacienda, de la economía y de la educación en España porque «esta gente va a ir contra la iniciativa privada y lo va a destruir todo».

Ésta ha sido una de las peticiones que Díaz Ayuso le ha formulado a Pedro Sánchez durante la conversación telefónica que ha mantenido con él esta tarde dentro de la ronda de contactos con los presidentes autonómicos.

En declaraciones a los periodistas, antes de participar en el estreno de un documental, Díaz Ayuso ha declinado entrar en detalles sobre el contenido de «una conversación privada», pero ha lamentado «ver que está todo hecho, que está tranquilo y que está confiado con su pacto».

Ha instado a Pedro Sánchez a tener cuenta que «esos socios que tiene en ningún momento le van a dar estabilidad, sino todo lo contrario y en cuanto puedan, le fallarán, porque estos socios no quieren, en ningún momento, que en España haya estabilidad y que vayan bien las cosas».

«Aunque él y yo estemos en posiciones ideológicas absolutamente diferentes, la Comunidad de Madrid siempre va a ser muchísimo más leal que cualquiera de los socios que él va a tener», ha transmitido Díaz Ayuso al presidente del Gobierno en funciones.

También le ha reclamado que «no generen alarmismo» y que no sigan haciendo ese tipo de anuncios en contra de la hacienda, en contra de la libertad de impuestos y en contra de la educación concertada, porque todos esos anuncios «espantan» a la iniciativa privada, que «lejos de irse a otras comunidades autónomas se van a ir de España».

Díaz Ayuso ha recordado que en cuatro meses que lleva como presidenta regional jamás ha recibido del presidente del Gobierno «ni una sola llamada, ni una sola carta», ni siquiera la que le envió tras tomar posesión del cargo.

Ha asegurado que le hubiera gustado que estas conversaciones se hubieran producido «antes» en lugar de utilizar esta ronda para hablar con el presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra.

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter