'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Casals ha tenido que aclarar en la AN las ‘discrepancias’ en facturas

Fue acusado por Dolset de mediar para que su grupo de comunicación -Atresmedia- recibiera subvenciones públicas

Varios investigados en la causa que trata de aclarar un presunto fraude en las subvenciones públicas percibidas por la empresa Zed han declarado hoy en la Audiencia Nacional, entre ellos los padres y una hermana del fundador del grupo tecnológico, Javier Pérez Dolset.
Pérez Dolset fue detenido el pasado 29 de junio junto a otras siete personas por un presunto fraude de subvenciones que ocasionó un perjuicio patrimonial de más de 100 millones de euros proyectado «directamente entre los accionistas de la compañía, las entidades que la financiaron y los organismos públicos que le concedieron subvenciones», según la Fiscalía Anticorrupción.
El fundador de Zed fue el único de los arrestados para el que se decretó prisión provisional, que abandonó casi un mes después tras depositar la fianza de 60.000 euros acordada por el juez García Castellón.
Entre las 10.00 y las 10.45 el magistrado había citado a declarar a diez personas, entre ellos los ciudadanos rusos Vage Engibaryan, Sergei Gorbuntsov y Vladimir Turovetsky, además de la hermana de Javier Pérez Dolset, Patricia, y sus padres, Juan Antonio Pérez y María Jesús Dolset, aunque las declaraciones se han prolongado hasta las 18.00 horas.
Los padres y la hermana de Pérez Dolset han reiterado en su declaración que no estaban al tanto de ninguna operación vinculada al cobro o gestión de subvenciones, como ya hicieran anteriormente ante el magistrado, según fuentes jurídicas.
También han comparecido el abogado británico Peter Wakkie, William Blachburn y Adrián Marrón Collados, empleados de Zed, y el presidente de La Razón, Mauricio Casals.
Si bien inicialmente Javier Pérez Dolset había acusado a Casals de mediar para que su grupo obtuviera subvenciones públicas, se retractó hace unos días y negó cualquier maniobra en este sentido por parte de Casals.
En declaraciones a los periodistas a su salida de la sede judicial, Casals, que ha declarado durante unos 15 minutos, ha relatado que sólo le han preguntado por supuestas discrepancias en algunas facturas, pero nada en relación con subvenciones recibidas por Zed.
La investigación, que abarca también presuntos delitos de falsedad en documento mercantil y administración desleal, tuvo su origen en la denuncia del propio Dolset contra sus socios rusos, Engibaryan, Gorbuntsov y Turovetsky, quienes, según él, querían sacar de Zed+ a los inversores españoles «mediante coacciones y amenazas».

TEMAS |
+ en

Noticias de España

.
Fondo newsletter