«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Cifuentes patrocina una obra de teatro con escenas de sexo explícito

«La libertad creativa, de expresión y la transgresión son la base del arte», dice la Consejería.


A ritmo de «twerking» se despidió este sábado el elenco de «Mount Olympus», el espectáculo de Jan Fabre que, después de 24 horas, llegó a su fin en los Teatros del Canal, propiedad del Gobierno regional, ante un público que no mostraba signos de agotamiento.
La compañía «celebró» una «bacanal» de 24 horas que ha revisado 33 tragedias griegas para mostrar el lado más oscuro, provocador y sexual del género. Una sesión de tragedia griega, bacanales de sexo explícito y escenas sangrientas que confluyeron en una «verdadera catarsis física y mental», según sus organizadores.
Entre todos los que han presenciado ese final apoteósico de «Mount Olympus. To Glorify the Cult of Tragedy» se encontraba el cineasta Pedro Almodóvar, que ha comentado al salir de la sala que estaba «abrumado».
Hay un contraste muy significativo entre los capítulos representados durante las primeras horas y el cierre.
La Consejería de Cultura, Turismo y Deportes defendió la programación de esta obra -subvencionada con dinero público- porque quieren traer a la región «la vanguardia de las artes escénicas», tanto nacionales como internacionales.
«La libertad creativa, de expresión y la transgresión son la base del arte y la base del trabajo de los creadores. Jan Fabre es un artista consagrado. Nadie está obligado a verlo», dijeron fuentes del Ejecutivo autonómico.
Leer más…

Colau asegura ahora que estuvo ‘a punto’ de ser violada en dos ocasiones

 

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter